Con la dignidad y la libertad

Amparo m’enviava dijous passat l’article que havia escrit per a la secció OPINION del Periodico Mediterraneo per al dia d’avui (tenene que enviar l’article divendres per a que sortiga publicat dilluns). Em va agradar (podeu llegir-lo aquí).

Avuí al vore el periodic m’he adonat de seguida, que no és el mateix, l’atemptat contra Isaías, li va fer canviar l’article. Us deixo aquí el que finalment s’ha publicat i us recomano perdre cinc minuts llegint l’altre.

Este artículo que usted está leyendo se escribe en viernes, día de cierre de esta página. Y hoy, lunes, ya se sabrá quien ha ganado las elecciones. El viernes quería hablarles del nuevo presidente, de la mujer trabajadora, de la Iglesia y de otras cosas, imaginando qué podría pasar el lunes escribiendo el viernes. Pero a las 14.00 horas, la radio interrumpía las palabras. La voz entrecortada del periodista anuncia el asesinato de un joven exconcejal de Mondragón. Y todo se hace silencio. Rabia. Dolor. Les cuento que escribo en viernes, pegada a la radio, como hace cuatro años, incluso, veo a Rajoy y pienso en hace cuatro años. No se quien es hoy el nuevo presidente del Gobierno. Pero sí que retengo en mi cabeza y en mi corazón ciertas miserias, relacionadas con el terrorismo etarra y con el Gobierno de Zapatero, escuchadas desde los Fabra, Martínez Pujalte, Rajoy, Pizarro, Aguirre... No se quien es hoy el presidente de este país conmocionado y triste. Es viernes y hace frío. La radio, siempre la radio, acompaña tanta impotencia y pena. Y ¡por Dios!, que ya está bien, gobierne quien gobierne.

Hace 30 años este país, que crecía en democracia, amanecía a menudo con aquel difícil llanto, ¿recuerdan?, llegamos a acostumbrarnos a tanta muerte, a tanta barbarie, qué duro. Vivía en Madrid, en mi barrio de viviendas militares, y cuando oías una explosión el miedo te paralizaba, pero al mismo tiempo te iba inmunizando. Qué duro. Centenares de personas asesinadas, ruido de bombas, sirenas de policía, ambulancias. Euskadi, Barcelona, Sevilla, Valencia, Madrid… Y ¿saben? en medio de tanta locura, lágrimas y tensión, había unidad entre todos los partidos políticos. Este país tiene coraje y hemos alcanzado la madurez precisa para no mordernos la lengua ni taparnos los ojos. No se quien es hoy el presidente de este país tan comprometido con la paz, la esperanza y la libertad. Le felicito.

Amparo Panadero, Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s